jueves, 15 de noviembre de 2007

Un nuevo caso



<<...el caso estaba estancado; llevaba tres días vagabundeando por San Lorenzo sin rastro de los tres tipos. Esencialmente llevaba tres días muerto de frío: porque aquella ciudad, Gijón, sin tener en cuenta otras consideraciones, era sustancialmente mucho más fría. Encendí un cigarro. Aspiré lentamente el humo, y dejé que escapase suavemente por la nariz. El cliente de mi último caso me había obsequiado con una partida de buen tabaco canario. Un caso rápido, de manual: esposa insatisfecha, marido cornudo; unas fotas y billetitos en la cuenta. El pobre Rafael, le llamaban, ella Mariquilla del Pino, la de San José; lo engañaba con uno del puerto, un estibador que pasaba por profesor de corte y confección. El pobre Rafael murió tres días más tarde del disgusto, no por indigestión de sancocho como se comentó... De repente los tres tipos. Delante de mi. - Hoy es mi día de suerte, pensé....>>


2 comentarios:

Sandra GC dijo...

tabaco canario???.... sancocho??? yo no entender jijijijiji

Jaol dijo...

He estudiado cada palabra, meditado cada idea, mesurado, sopesado, calibrado cada punto y coma, para darte una respuesta adecuada y creo que lo mejor que te puedo contestar es

Sandra...Sant Hilari!