jueves, 21 de febrero de 2008

Conocer el idioma

El otro día le pedí a un paisano que me indicara cómo llegar a la calle Marqués de San Esteban y muy amablemente me señaló con el dedo hacia un punto lejano y me dijo ¡TOTIESO! Intuí, debido a algún sensor integrado en mi hipotálamo, un mecanismo evolucionado y sofisticado, descendiente de aquel otro primigenio y rudimentario del austrolopitecus, maleado y forjado a golpe de infinidad de totiesos a lo largo y ancho de la historia de la humanidad hasta llegar a este automatismo prodigioso y eléctrico, que este señor quiso decirme algo así como..."siga por aquí recto hasta el final". Le di las gracias e hice caso a mi intuición. Unas horas más tarde, frente a un café humeante, en el café El Desván pensé que debía conocer un poco mejor el asturiano, pues me intranquilizaba depender en demasía de mi intuición, a pesar de la confianza que le tengo. Me puse manos a la obra y, milagro del ciberespacio, aquí encontré la solución....

En esta página: Diccionario asturiano-castellano.

No hay comentarios: