lunes, 6 de abril de 2009

¿Palabra de Dios?




























































A bordo del avión, Ratzinger dijo que el sida "no se puede resolver con eslóganes publicitarios ni con la distribución de preservativos", y que éstos, "al contrario, sólo aumentan los problemas". "La única vía eficaz para luchar contra la epidemia es la humanización de la sexualidad", añadió, "una renovación espiritual", destinada "a sufrir con los sufrientes". Es decir, abstinencia y oración. El País, 18/03/2009.

Eso, recemos por los 22,5 millones de subsaharianos infectados por el virus del VIH y abstengámonos de ayudar a salvar las vidas de los que no lo están.

Oración y abstinencia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Hace 130 años, después de visitar el Pais de las Maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés.
Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana."
E. Galeano

Jaol dijo...

Así es...ni Lewis Carroll lo habría dicho mejor.